Mercedes-Benz F 015 el futuro autónomo

Mercedes-Benz F 015 el futuro autónomo

Mercedes-Benz lanza su nuevo concepto el CES de las Vegas, bajo la leyenda de Luxury in Motion, un vehículo que podría pasar sin pena ni gloria en las estadísticas de la marca y la industria, ya que visualmente no es nada agraciado, claro en gustos se rompen géneros, pero los diseñadores pudieron hacer algo mucho mejor para presumir una tecnología que es el futuro de los autos, la conducción autónoma.

Del diseño exterior no hablaré porque bastan las fotos para crear cada quién su punto de vista, solo mencionaré el apartado aerodinámico que está muy trabajado. Este modelo que mide casi cinco metros y medio vendría a ser el Clase S del futuro, y esto se nota al interior con los materiales de alta calidad y diseño minimalista. Está pensado para cuatro personas y los asientos delanteros pueden girarse hacia atrás como si se tratara de una sala de juntas.

Llama la atención el tablero que es una pantalla corrida táctil con información configurable como de velocidad, clima, hora, sonido, aire acondicionado y ajustes generales, pero además los paneles interiores de las puertas cuentan con pantallas de información para los ocupantes con las que pueden interactuar a manera de tableta inteligente con conexión a internet.

Mercedes-Benz F 015 Luxury in Motion

En el apartado mecánico el F 015, es un híbrido eléctrico con una pila de combustible alimentada por hidrógeno que en el papel le da una autonomía de 1.1000 km, según la marca en modo plenamente eléctrico puede recorrer hasta 200 km, que son más que suficientes para el uso normal en ciudad evitando así recargar hidrógeno y solo tener que conectarlo a la corriente eléctrica para su recarga.

El F 015 cuenta con 272 caballos de fuerza lo que de entrada podría sonar a poco, pero el par motor es de 400 Nm, gracias a la mecánica eléctrica. Esta potencia estará directamente en las llantas traseras, ya que los motores eléctricos estarán en dicho eje.

Algo sumamente interesante es que este modelo ya es técnicamente viable para su producción, o en su defecto incorporar todos sus elementos a la actual Clase S, el problema son las regulaciones en las vialidades que de momento prohíben autos autónomos.