FORD: PRUEBA VEHÍCULOS AUTÓNOMOS EN CALIFORNIA

FORD: PRUEBA VEHÍCULOS AUTÓNOMOS EN CALIFORNIA

Los Ford Fusion Híbridos totalmente autónomos llegarán a las calles de California el año que viene, como consecuencia del crecimiento del Centro de Investigación y Desarrollo de Ford en Palo Alto, California.

ric-pa-autonomous-fusion

Ford ha entrado a formar parte de manera oficial del Programa de Pruebas de Vehículo Autónomo de California para llevar a cabo tests con vehículos autónomos en carreteras públicas. Estas pruebas suponen una avance más en el programa de vehículos autónomos que Ford lleva desarrollando desde hace una década y un elemento clave en Ford Smart Mobility, el plan para llevar a la compañía al siguiente nivel en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuarios, data y analíticas.

El Centro de Innovación y Desarrollo de Ford en Palo Alto es uno de los centros de investigación automovilística más grandes de la zona, y cuenta con un equipo compuesto por más de 100 investigadores, ingenieros y científicos. El nuevo laboratorio de investigación fue inaugurado en enero, ampliando la presencia de Ford en Silicon Valley, que se remonta a 2012.

El ochenta por ciento del equipo de Ford en Palo Alto proviene del sector tecnológico. El 20 por ciento restante está compuesto por empleados de Ford llegados de Estados Unidos, China, Alemania y Australia que aportan sus conocimientos en ingeniería y diseño del automóvil.

sensor-fusion

Ford ha ampliado sus instalaciones en Silicon Valley, pasando de una oficina de 15 personas a un centro de investigación y desarrollo de más de 100 personas. Las investigaciones que ha llevado a cabo el laboratorio incluyen:

Prueba virtual de vehículos autónomos: este estudio permite la interacción virtual entre un vehículo autónomo y los peatones, replicando situaciones de la vida real que hacen posible entender mejor y desarrollar respuestas a algunas de las cosas inesperadas que pueden ocurrir en la carretera.

KT1_1298_C1 (1)

Fusión de sensores: Los sensores de los vehículos autónomos detectan y localizan objetos a la vista del vehículo, fusionando información para ofrecer una vista de 360 grados de los alrededores del vehículo, incluidas señales de tráfico, otros vehículos e incluso peatones
Detección de peatones por cámaras: Los sensores de las cámaras actúan como ojos del vehículo, permitiendo al coche “ver” y sentir a los peatones.

Atención sanitaria a partir de datos: A través de los datos recopilados por pickups Ranger y motocicletas equipadas con tecnología OpenXC, Ford está colaborando con la organización Riders for Health para recopilar datos GPS y coordenadas de mapa para hacer que el envío de asistencia médica, vacunas y medicación a habitantes de las zonas rurales de África sea más eficiente y accesible.

Ford ha establecido relaciones con universidades de primera línea este año, incluida la Universidad de California-Berkley, la Universidad Carnegie Mellon, Santa Clara y San José State. La compañía está ampliando su colaboración estratégica de investigación con Stanford en 2016, planificando 13 proyectos que cubren las cinco áreas de Ford Smart Mobility, lo que supone doblar el número de colaboraciones de este año.