CESVI MÉXICO: ANÁLISIS DE REPARABILIDAD EN MODELO HÍBRIDO

CESVI MÉXICO: ANÁLISIS DE REPARABILIDAD EN MODELO HÍBRIDO

En nuestro país persiste la cultura de la reparabilidad a bajo coste, sin embargo, la capacidad de soportar impactos de las nuevas estructuras y aleaciones, impone el cambio de la pieza para mantener la seguridad y la garantía del vehículo.

En su programa de investigaciones del 2017, CESVI México realizó la prueba de impacto a un modelo híbrido a baja velocidad, en este caso se utilizó el modelo de mayor aceptación en nuestro país el Toyota Prius 2017, con un total de ventas durante el mes de abril de 659 unidades. En la prueba se cumplieron los parámetros de internacionales de la RCAR (Research Council Center for Automobile Repairs, Consejo mundial de centros de investigación en reparación automotriz).

CESVI IMPACT1

¨La evolución que han tenido los automóviles al contar cada vez con más sofisticadas tecnologías que demandan que los propios talleres de reparación se actualicen para que puedan regresar a su estado original carrocerías fabricadas con aleaciones de acero UHD (ultra alta densidad) y de aluminio, reemplazar bolsas de aire, y los sensores de sistemas avanzados de asistencia al conductor, ADAS, por sus siglas en inglés, es prioritario. De seguir la velocidad de desarrollo e implementación de infraestructura urbana y diseño automotriz, la expectativa es que en 2022 sea más común el control de aceleración por lo que se manejaría “sin pies”; para 2028 se manejaría “sin manos” al contar con auxiliares de permanencia en el carril; en 2036 el reto es manejar “sin ojos”, es decir que se consiga la autonomía parcial con la supervisión humana y sería hasta 2045 cuando se conjugarían los factores para conducir “sin mente”, lo que significa la autonomía plena del automóvil.¨ Explicó Osiel Velázquez Rodríguez, Director de Operaciones de CESVI México.

CESVI IMPACT2

Actualmente, gracias a las nuevas tecnologías de información, los clientes tienen una mayor exigencia y conocimiento tanto de las refacciones como de la reparabilidad, aunque todavía queda mucho por educar al ramo, tanto capacitar a los servicios en función de qué parte puede ser reparada o cuál tiene que ser reemplazada, para explicar al cliente que está en juego su seguridad y no es solo estética.

CRASH TEST

Se realizaron dos impactos, uno frontal: con una velocidad del vehículo de 15.34 km/h, con una inclinación de 10 grados respecto a la línea recta del trazado, alcanzando un 40% de su zona frontal izquierda afectando cofre, fascia delantera, gancho de remolque y patilla del faro. El impacto trasero: con la velocidad de 15.30 Km/h, misma inclinación de trayectoria, sufrió daños en fascia trasera, spoiler, tapa de cajuela y alma metálica. El peso de la unidad de choque es de 1400 kg.

CESVI IMPACT3

CESVI IMPACT5

REPARABILIDAD

Cabe destacar que las pruebas se realizan para responder a los aspectos de disponibilidad de piezas, reparabilidad y comportamiento de los elementos de seguridad, con ello y aunque los resultados de los impactos parezcan mayores a lo esperado, todas las piezas cumplieron con su función, y al ser una prueba de baja velocidad, la forma en cómo se impacta determina los daños, siendo siempre la clave el conductor y su pericia al volante. Así, estimado lector le invitamos a tener siempre los cinco sentidos y las dos manos  al volante, ser precavidos y estar siempre alerta, recuerde que los sistemas están para ayudar pero por el momento, la seguridad es responsabilidad de todos.