Acura RDX 2019: Sorprendentemente mejor

Acura RDX 2019: Sorprendentemente mejor

Paulatinamente este vehículo ha dejado de ser una mera versión de lujo del modelo del cual tomaba su plataforma, la Honda CR-V, para pasar a ser un modelo netamente genuino dentro de la gama Acura con un diseño, equipamiento y desempeño en consonancia con sus pretensiones. Luego de probar la más reciente entrega de Acura RDX, puedo decir que tiene muchos elementos que la pueden colocar como una de las favoritas del mercado.

No es una sorpresa para muchos decir que, desde su nacimiento, Acura se ha enfocado a ponerse a la altura de BMW, de hecho, alguna vez, por lo menos hace 5 años, ingenieros de Acura me espetaron, sin más, que la puesta a punto de su vehículo está inspirada en la de BMW. Bien, podemos tomar eso como un cumplido para la alemana, sin embargo, para la japonesa, quizá debieron ser más discretos en enunciar esa meta, porque simplemente hay tantas diferencias de todo tipo, como para alguna vez tener un Acura a la altura de la otra.

DSC_0159

Las diferencias son sustanciales, desde la tracción, hasta la mano de obra y el diseño en general, hay un mar de diferencia entre ambas. Para mí, Acura se debe enfocar simplemente en lograr su propia puesta a punto, niveles de calidad y diseño, no tratar de emparejarse con alguien más. Con todo, con la nueva RDX, incluso han dado un paso más allá y podemos decir sin lugar a equivocarme que se trata de una excelente propuesta para el segmento.

De entrada, su aspecto estético es de lo más atractivo. Con una serie de ángulos agudos, seguidos por líneas tensas ya desde verla se anticipa que su temperamento es deportivo. Para esta nueva generación, tiene mejoras en el trazo que le hacen parecer más larga y ancha, con ruedas empujadas hacia las esquinas y detalles de diseño más esculpidos. Los detalles exteriores para aumentar la sensación de lujo incluyen iluminación LED con la nueva generación de faros LED Jewel Eye y un techo corredizo panorámico ultra ancho, estándar en las dos versiones TECH y A-SPEC.

DSC_0146

Es 6.35 centímetros más larga que la RDX anterior, con lo que se gana tanto en el espacio para las piernas traseras como para la capacidad de carga. Además, tiene un cuerpo más ancho de 2.79 centímetros y una distancia entre ejes más larga de 6.6 centímetros. La estructura del cuerpo de la RDX 2019 es significativamente más rígida, liviana y sellada acústicamente.

A la vista, la sensación es de mayor calidad en todos los aspectos, o al menos en casi todos. Se nota dedicación en temas como el armado, las sensaciones táctiles e incluso los adornos metálicos parecen ser de una calidad muy buena. El problema es que detectamos algunos detalles que, digamos, no le pasarían a un BMW. Por ejemplo, notamos una gota de pintura en un borde de la tapa del motor, un desface de los plásticos de la ventana trasera, etcétera.

DSC_0151

Estuve al volante de la Versión A-Spec y debo reconocer que el interior me gustó en el sentido de que no es el estilo del lujo clásico, o simplificado, más bien pretende ser espectacular, pero bien logrado en trazos, armado y experiencias táctiles. Empezando por el principio, o más bien lo que parece que se impone, es la pantalla de infoentretenimiento que es de 10.2 pulgadas que está a una altura adecuada con respecto a la visión del conductor. Pareciera que todo alrededor de los pasajeros tuviera un tema que remite a postindustrial, o más precisamente a los Transformers, pero con buen gusto.

Destaca el Touch Pad, detrás de la palanca de velocidades, con el que se puede operar prácticamente la totalidad de las funciones del sistema de Info-entretenimiento requiere un periodo de tiempo de adaptación por parte del conductor, o el pasajero delantero y no es nada fácil. Otra rareza es el modo de selección de la palanca de velocidades, pero esa toma mucho menos tiempo familiarizarse con él.

DSC_0153

El motor es de 2.0 litros, cuatro cilindros, Vtec con potencia de 261bhp y torque de 280 libras-pie. Este va acoplado a una transmisión de 10 velocidades y a un sistema de tracción en las cuatro ruedas SH-AWD. Este tren de potencia puede dar una sensación muy contundente de deportividad en el modo de manejo Sport (que además se dispone de modos Snow, Confort y Sport+) aunque en ciertos momentos le hace falta un poco más de contundencia en aceleraciones y recuperaciones de velocidad, quizá porque son demasiadas relaciones de las cuales disponer y mientras piensa cual es la mejor en base a las necesidades y la conecta, se toma su tiempo. Pero aun así deja claro su temple deportivo, el que ningún vehículo de la competencia de marca estadounidense puede presumir.

Se siente muy bien plantada al piso, con un centro de gravedad bajo. La suspensión es un tanto firme, para nada dura y esto, junto con una plataforma rígida, le concede una muy buena precisión en el manejo. La dirección tiende a ser lineal, sólo en modo deportivo adquiere un tanto de agilidad y retroalimentación, pero no tanto, digamos que lo suficiente como para llevar un buen paso en caminos sinuosos. Para mi gusto, necesitaría que los frenos delanteros aporten un poco más de acción, pero no es nada grave.

DSC_0152

Aunque no llegamos a necesitarlo demasiado, el sistema de tracción en las cuatro ruedas es de lo más sofisticado del mercado, del segmento que me digan. La tracción total en las cuatro ruedas de Acura puede derivar hasta el 70 por ciento del torque del motor en la parte trasera; a partir de ahí, un diferencial de vector de par puede enviar el 100 por ciento de ese par a cualquiera de los lados.

Mientras pasábamos por las irregularidades del camino me sorprendió el hecho de que no había ruidos estructurales y las vibraciones para la suspensión estaban muy bien aisladas. Eso genera un sentimiento de comodidad muy alto, además de confianza, ya que todas las propiedades de la geometría de la suspensión se mantienen inalteradas en situaciones críticas, o, mejor dicho, cuando se pasa sobre un bache, tope, etcétera.

DSC_0154

El sistema de audio es muy bueno, se trata de un ELS Studio 3D que tiene un desempeño muy destacable, al menos eso nos pareció en nuestro primer contacto y del cual esperamos poder tener más tiempo para un mejor análisis.
Esta es la mejor entrega de RDX hasta ahora y por su lista de equipamiento, así como por su desempeño la puedo situar en un lugar privilegiado en mi lista de vehículos a manejar que me transmiten emoción.

DSC_0156

Los precios para el mercado mexicano son para la versión TECH $739,900 pesos y para la versión A-SPEC $809,900 pesos.