Toyota Camry Híbrido: El tamaño si importa

Toyota Camry Híbrido: El tamaño si importa

Toyota ha sido la marca que ha popularizado el auto compacto híbrido con el Prius, que fue lanzado en el año 1997 en Japón. Luego de ello le ha seguido una serie de otros modelos de la gama de la marca de la que podemos decir que el más reciente en México es el Camry Hybrid y es muy bueno.

DSC05369

Este ultimo se trata de un sedán de tamaño mediano, que nació en el año 1982 y del cual la más reciente generación ha sido destacada por tener un alto nivel emocional en su manejo, lo cual es muy aplaudido propios y extraños. Así, llegada el momento de desarrollar este nuevo Camry Híbrido, se cohesionaron los puntos más destacados de Toyota en la industria automotriz, sumado al hecho de que, confiable siempre ha sido este sedán familiar, además de contener siempre un alto nivel de seguridad pasiva y activa.

DSC05334

Por lo demás, Toyota pregona que ha sido construido sobre una nueva plataforma global, la llamada TNGA (Toyota New Global Architecture), que representa una estrategia completamente nueva en cuanto a la forma en que la empresa diseña, diseña y empaqueta sus vehículos.

DSC05381

Según sus creadores: “TNGA conserva todos los valores tradicionales de Toyota de calidad y seguridad de construcción superlativas mientras inyecta una experiencia de conducción divertida que afecta a todos los sentidos”.

DSC05344

Esta generación del Camry, la octava, tiene un sistema hibrido que lo ha catapultado como la mejor opción de este tipo en el segmento. El sistema híbrido de este modelo es el llamado THSII, el que se configura con un motor de combustión interna de cuatro cilindros, de 2.5 litros que genera 176 caballos de fuerza con 163 libras-pie de torque. Este motor es de ciclo Atkinson, con bloque de aluminio con 16 válvulas y control variable de válvulas tanto en la admisión como en la fase de escape.

DSC05351

Por su parte, el motor eléctrico es de 118 bhp y 149, libras pie, energizado con una batería de Níquel-Hidruro metálico (NiMH) de 244.8V DC y 6.5 A-hora. En conjunto, el sistema puede proporcionar 208 caballos de potencia.
La transmisión es de eje planetario, como en el Prius, que es una solución atinada, en lugar de cajas CVT o DSG, por que su funcionamiento es muy sencillo, aunque la tecnología requerida es muy avanzada para lograr una marcha y desempeño a la altura de lo esperado y más cuando se ofrecen cuatro modos de manejo: EV, Eco, Sport y Normal desde luego.

DSC05347

En la práctica, dimos cuenta de que el sistema completo los motores, junto con el sistema de recarga en el frenado y recorridos “de bajada”, o mejor dicho, cuando el vehículo baja de una pendiente, fluye de una manera muy natural, porque no hay cambios de velocidad o momentos en que permutan los sistemas de regeneración, sino que toda la potencia y recarga va a dar al eje planetario y eso suaviza, a la vez que le permite una reacción más rápida a todo el sistema, lo que los pasajeros interpretan como una comodidad de marcha muy refinada y el conductor como una reactividad precisa y progresiva.

DSC05349

Durante nuestra prueba de manejo logramos rodar a más de 30 kilómetros por hora en modo eléctrico (EV) por más de 10 kilómetros, iniciando con una batería completamente cargada; mantener el ritmo de hasta 110 kilómetros por hora en modo EV por más de 15 kilómetros, en terreno plano, por supuesto, y hacer rebases y aceleraciones apresuradas con los dos motores a pleno que nos dejaron una excelente impresión de deportividad.

DSC05361

El peso de todo el sistema está mejor repartido, la batería debajo del asiento trasero y eso genera un centro de gravedad más bajo, lo que permite recorrer zonas de curvas continuas a ritmo alegre con la sensación de agarre mecánico como si se tratara de un auto mucho menos alto y con una estabilidad del eje trasero de primer nivel. La suspensión, que es tipo MacPherson en el frente y de enlace múltiple atrás, es levemente suave, pero gracias al bajo centro de gravedad no habrá movimientos exagerados laterales al ir por curvas muy cerradas.

DSC05385

La dirección tiende levemente al subviraje, pero no más que aquella que se experimenta con el Camry normal con motor V6 y mantiene un nivel de precisión muy bueno. Es también un sistema eléctrico, como en el resto de los Camry, pero por alguna razón pareciera que tiene diferente programación. Por su parte, los frenos que tiene una disposición de discos ventilados adelante, discos macizos atrás, gerenciados por un control electrónico de reparto de frenado, ABS y asistencia de frenado tiene un tacto aceptable, teniendo en cuenta que el primer contacto es más bien un momento de regeneración de energía más que un efecto de las mordazas sobre los discos.

DSC05381

Se trata de un sedán hibrido que logra consumos de combustible de hasta 21 kilómetros por litro en ciudad, y un poco más de 22 en carretera. Se parece una un Camry normal, pero tienes algunas revisiones aerodinámicas ostensibles, y aunque en el interior, lo principal es prácticamente igual, salvo la integración de un Head Up Display que vierte en el parabrisas, frente al conductor, la información más necesaria del sistema hibrido, así como detalles de la navegación.

Por un precio de 599,900 pesos, es el mejor híbrido de su tamaño, independientemente de si se trata de compararlo junto a un auto de lujo o Premium.