Mercedes Benz Clase S 2021 a fondo (segunda parte)

Mercedes Benz Clase S 2021 a fondo (segunda parte)

El asistente interior MBUX utiliza ahora cámaras instaladas en la unidad de mando en el techo y algoritmos con capacidad de aprendizaje para reconocer numerosos deseos de manejo del conductor. Este asistente interpreta la orientación de la cabeza del ocupante, los movimientos de sus manos y sus gestos corporales, y reacciona activando las funciones correspondientes del vehículo. El asistente interior MBUX no ofrece solamente más confort de manejo, sino que asiste además en el campo de la seguridad. Por ejemplo, si la cámara ha reconocido un asiento infantil en el lado del acompañante, el sistema puede darse cuenta de que el conductor no ha abrochado el cinturón de seguridad correspondiente y le recuerda la necesidad de hacerlo.

Con la función Smart Home de MBUX, la Clase S puede convertirse en la central de mando del propio hogar. La inteligencia móvil permite disfrutar de un confort muy elevado, también a distancia. Muchas personas implementan hoy en día tecnologías inteligentes en sus domicilios. Las redes Wi-Fi y los modernos sensores aumentan la capacidad de comunicación del hogar bajo el concepto genérico «Smart Home». Es posible así supervisar a distancia la temperatura y el alumbrado, o la posición de las persianas, y conectar a distancia algunos electrodomésticos. Los detectores de movimiento y contactos en las ventanas informan acerca de posibles visitas, tanto deseadas como indeseadas.

La Clase S representa desde siempre un entorno especialmente agradable para viajar y para trabajar relajado. Con la nueva generación de vehículos, el habitáculo se convierte en un «third place», un refugio acogedor para los desplazamientos entre el hogar y el puesto de trabajo. Se han mejorado casi todas las cotas de confort de ambas variantes de la Clase S —con batalla normal y con batalla larga—, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. En consecuencia, la espaciosidad resulta especialmente generosa.

La escultura formada por el tablero de instrumentos, la consola central y los apoyabrazos parece suspendida sobre un paisaje de gran amplitud. La reducción sistemática de los elementos de mando subraya la moderna apariencia minimalista del interior. Un fino escalón entre la sección superior del tablero de instrumentos y el voluminoso elemento de adorno estructura el volumen y subraya la anchura del habitáculo.

Entre los objetos más destacados se cuentan, junto a un máximo de cinco pantallas, los elementos de adorno de generosas dimensiones en el tablero de instrumentos y en la parte trasera. Estos componentes envuelven a los pasajeros y representan una evolución lógica del diseño envolvente. Un acabado especialmente atractivo de los elementos de adorno es el chapeado de madera de poros abiertos, adornado con finos insertos de aluminio auténtico que siguen la forma de la moldura. Un elemento de diseño nuevo son los difusores centrales planos con disposición en cruz y perfiles de ajuste horizontales. El tablero de instrumentos finaliza a ambos lados en dos difusores laterales estrechos en posición vertical.

El visualizador del conductor y el visualizador central transmiten una vivencia estética cabal. Es posible seleccionar uno de los cuatro estilos de visualizado (Discreto, Deportivo, Exclusivo, Clásico) y tres modos (Navegación, Asistencia, Servicio) para personalizar la apariencia de las pantallas.

Con objeto de asegurar una postura cómoda sobre los asientos delanteros se montan en cada uno de ellos hasta 19 motores. Esta cifra expresa la complejidad de la técnica implementada en los asientos. Pero no es solo una cuestión de confort. Los asientos asumen asimismo un rol central en el campo de la seguridad. Y también, como es natural, en el ambiente lujoso de bienestar. Todos los asientos disponibles en la Clase S cuentan con el sello AGR de la asociación alemana de ergonomía Aktion Gutes Sitzen.

En la nueva Clase S se han implementado diez programas de masaje diferentes. Estos programas se sirven de motovibradores y pueden aumentar con aplicación de calor el efecto del masaje relajante basado en el principio de piedras calientes. Para ello se combina la calefacción de asiento con las cámaras inflables de aire de los asientos multicontorno activos. Las bolsas de aire se encuentran ahora más cerca de la superficie del asiento, lo que facilita su control y hace que su efecto sea más perceptible.

Cinco ejecuciones diferentes de los asientos traseros facilitan una configuración personalizada de la parte trasera de la Clase S, acentuando más que hasta ahora su carácter de entorno de trabajo o de reposo.

El enfoque cabal «Fit & Healthy» de ENERGIZING COMFORT hace posible percibir los distintos sistemas de confort sin más que pulsar un botón, o por mando fónico, y los integra en programas de vivencias. ENERGIZING COACH evalúa las informaciones del vehículo y de la ruta para proponer el programa idóneo, vitalizante, relajante o de bienestar. Si el conductor utiliza una pulsera de actividad o un dispositivo wearable compatible, es posible integrar información sobre la calidad del sueño o el nivel de estrés en el algoritmo inteligente de este equipo.

Mercedes-Benz ha perfeccionado considerablemente el control de confort ENERGIZING para su incorporación en la Clase S. Se han integrado numerosas innovaciones, como un masaje en la banqueta del asiento basado en motovibradores y el uso de convertidores electrodinámicos para la transmisión de sonido del sistema de sonido surround Burmester High-End 4D. Esto favorece la percepción de los tonos graves. La reproducción directa del sonido en la estructura sólida de los asientos complementa la vivencia acústica tridimensional con un nuevo plano de percepción, la sonoridad 4D, inspirada en los masajes con cuencos tibetanos. Es posible ajustar la intensidad perceptible del sonido de forma individual para cada plaza de asiento. Gracias a este componente sensible en el asiento, la audición es más sugestiva que nunca. Con este fin se han integrado dos convertidores electrodinámicos (excitadores) en los respaldos de los asientos.

En la nueva Clase S, Mercedes-Benz da un paso importante en la hoja de ruta para una conducción sin accidentes. El conductor cuenta con la ayuda de numerosos sistemas de asistencia a la conducción nuevos o ampliados. De ese modo queda exonerado de algunas tareas, y la conducción en situaciones cotidianas resulta aún más confortable y más segura. Si se reconoce un peligro, numerosos sistemas le ayudan a reaccionar correctamente a una colisión inminente. Un nuevo concepto de visualizado en la pantalla del conductor facilita la percepción del funcionamiento de los sistemas.

Gracias a los potentes sensores que exploran el entorno del vehículo, los sistemas de ayuda para aparcar pueden prestar más asistencia al conductor en las maniobras. La integración en MBUX agiliza y hace más intuitivo el manejo. La dirección opcional del eje trasero está integrada en los sistemas de ayuda para aparcar, y el cálculo de la trayectoria está armonizado con este equipo. Las funciones de frenado de emergencia tienen como fin mejorar la protección de otros usuarios de la vía.

El asistente para estacionarse a distancia ayuda al conductor a hacerlo haciendo uso del smartphone. En la nueva versión se ha simplificado considerablemente el manejo de este asistente. Si se incorpora la preinstalación para el INTELLIGENT PARK PILOT, la Clase S está preparada para participar en el Automated Valet Parking (AVP, nivel 4 de SAE).

La dirección del eje trasero (equipo opcional), con un ángulo de orientación de las ruedas de hasta 10°, aumenta la maniobrabilidad en ciudad, hasta un nivel equiparable al de un turismo compacto. Gracias a la dirección del eje trasero, el diámetro de giro de la Clase S disminuye en hasta dos metros.

El tren de rodaje activo opcional E-ACTIVE BODY CONTROL basado en una red eléctrica de 48 voltios ofrece una síntesis singular de confort y agilidad, y mejora además la protección si llega a sufrirse una colisión lateral. La suspensión neumática AIRMATIC está equipada de serie con amortiguación regulable progresiva ADS+. Una estrecha interconexión en red de todos los sistemas de regulación y del tren de rodaje aporta cotas máximas de estabilidad y seguridad. Mercedes-Benz refuerza ahora las medidas de protección en la fase previa al accidente con una nueva función de PRE-SAFE Impulso Lateral. Si se detecta un choque lateral inminente, es posible elevar la carrocería en unas décimas de segundo en hasta 80 milímetros mediante intervención del tren de rodaje E-ACTIVE BODY CONTROL. Como resultado disminuyen los esfuerzos soportados por las estructuras de las puertas, ya que, debido a la posición más alta, los umbrales pueden absorber una mayor parte de las cargas resultantes. De este modo se pueden reducir las deformaciones del habitáculo y las cargas a las que se ven sometidos los ocupantes. Para reconocer una posible colisión lateral se utilizan sistemas de detección por radar.