Porsche

NUEVA EDICIÓN LIMITADA BOXSTER 25º ANIVERSARIO

El Boxster es un roadster en configuración de dos plazas con motor central, que fue el primer auto de carretera de Porsche que fue diseñado, desde el principio, como un roadster desde aquel 914, de 1969. Como anécdota, cabe destacar que en el diseño de la primera generación del Boxster, aparecida en 1996, diseñada por un Grant Larson; supuso un cambio en la gestión de diversos esquemas empresariales de Porsche, tanto que recurrieron a Toyota, entre otras cosas para consultar temas como compartir piezas entre modelos de la marca alemana, para reducir costos y tiempos de diseño y desarrollo.

A Detalle (con información de la marca)

Así, en éste 2021, Porsche celebra los 25 años de su gama roadster con un modelo conmemorativo especial, el Boxster 25º Aniversario. La edición está limitada a 1,250 unidades en todo el mundo y se basa en el modelo GTS, propulsado por el motor bóxer de 4.0 litros y 400 CV. El nuevo vehículo tiene numerosos detalles de diseño tomados del concept car con el que se inició la historia de éxito de este descapotable biplaza en el Salón del Automóvil de Detroit de 1993. La versión de producción se lanzó en 1996 sin apenas cambios en su aspecto y, ahora, el Boxster está en su cuarta generación después de más de 357.000 unidades producidas.

Una de las características más llamativas de esta serie limitada es la reinterpretación en algunos elementos del color Neodyme, un marrón brillante parecido al cobre que proporciona un atractivo contraste con el tono base, un plata GT metalizado que ya usaba el coche de exposición de 1993. En la edición especial, este color se emplea en detalles del frontal, en las tomas de aire laterales, en la denominación del modelo y en las llantas bitono de aleación de 20 pulgadas. Aunque Porsche ofrece el Boxster 25º Aniversario en plata GT metalizado, también se puede solicitar en negro Deep metalizado y en blanco Carrara metalizado. Otro elemento llamativo es la tapa del depósito de combustible, que lleva una inscripción “Porsche” de la gama Exclusive Design. Tiene aspecto de aluminio, igual que los tubos del sistema de escape deportivo. El marco del parabrisas incorpora un acabado de contraste en negro.

Siguiendo el estilo del modelo histórico original, esta serie limitada combina el interior en cuero burdeos con una capota de lona roja que lleva la inscripción “Boxster 25”. En ambos casos también se puede optar por el color negro. Además, entre el equipamiento de serie del nuevo modelo encontramos el pack interior en aluminio, los asientos deportivos regulables eléctricamente en 14 posiciones, la leyenda “Boxster 25″ en el umbral de puertas y el volante deportivo multifunción GT de cuero y calefactado.

El motor de esta serie conmemorativa es el bóxer de seis cilindros y 4.0 litros que lleva el 718 Boxster GTS y que también usa el 718 Spyder. Con su potencia, sonido y respuesta inmediata, este motor atmosférico de altas revoluciones y 400 CV garantiza una experiencia de conducción apasionante. Porsche ofrece el Boxster 25º Aniversario con una caja de cambios manual de seis marchas y con la transmisión automática PDK de doble embrague de siete velocidades. El modelo de edición especial alcanza una velocidad máxima de 293 km/h y, en combinación con el cambio PDK y el pack Sport Chrono de serie, acelera de 0 a 100 km/h en cuatro segundos. Otros elementos de serie son la suspensión deportiva Porsche Active Suspensión Management (PASM), que es 10 milímetros más baja, y el Porsche Torque Vectoring (PTV) con diferencial autoblocante mecánico. Con ello se consigue combinar confort de marcha, deportividad y buen comportamiento dinámico.

Un cuarto de siglo de puro placer de conducir: el Boxster cumple 25 años

El Boxster tiene un significado muy especial para Porsche y marcó una nueva orientación en la estrategia de modelos del fabricante de vehículos deportivos, con la que se abrió un nuevo camino durante los momentos de dificultades económicas de mediados de los noventa. Ese nuevo rumbo se reflejó en el primer motor de seis cilindros opuestos refrigerado por agua y también en el concepto de transporte inteligente de piezas, que se estrenó con el ágil roadster de motor central. Este sistema también se incorporó a la generación 996 del 911, lanzada al mercado un año después, e hizo posible la vuelta a la rentabilidad de Porsche en la producción.

El biplaza de precio atractivo conquistó desde el principio el corazón de nuevos clientes más jóvenes. En términos de apariencia, incorporó elementos de la ya reconocida historia de la marca. El aspecto del Boxster concept car mostrado en Detroit evocaba la imagen del legendario 550 Spyder y del 718 RS 60 Spyder de competición. Fue tan bien recibido en enero de 1993, que el Consejo de Dirección de Porsche intervino en el desarrollo continuo del diseño del modelo de producción y ordenó con firmeza: “Construid el coche de serie igual que el concept car”. Como se demostró con el tiempo, fue una decisión correcta.

Cuando se lanzó el modelo de producción en agosto de 1996, recordaba mucho a la estrella del Salón del Automóvil. Compartía el frontal con la generación 996 del 911, por lo que no había dudas de su linaje. El Boxster era un verdadero Porsche. Al mismo tiempo, su motor de cilindros opuestos colocado en posición central, que inicialmente tenía 2.5 litros de cilindrada y una potencia de 204 CV (159 kW), fue desarrollado para cumplir con la estricta normativa de emisiones, gracias a la refrigeración por agua y a la tecnología de cuatro válvulas por cilindro con tiempos de apertura variables en las de admisión.