El liderazgo en un solo modelo: Audi e-tron GT

El liderazgo en un solo modelo: Audi e-tron GT

El e-tron GT forma parte de un plan con el que la marca pretende definir su futuro en materia de movilidad. El gran turismo 100% eléctrico llegará al mercado en febrero de 2021 a Europa con dos variantes: e-tron GT quattro y RS e-tron GT. Ambos modelos son potentes, rápidos, dinámicos y sin emisiones.

¿Quieres conocer a fondo algunos de los detalles más importantes de éste modelos? Aquí los tienes:

Un gran turismo, por definición, es un turismo deportivo que ofrece excelentes cualidades dinámicas. En el Audi e-tron GT, dependiendo del modelo, la potencia de los motores eléctricos es de 476 CV o 598 CV, con autonomía de hasta 487 kilómetros (según el ciclo WLTP), gracias a la batería de 85 kWh de capacidad neta. La tecnología de 800 voltios permite realizar cargas rápidas utilizando corriente continua con una potencia de hasta 270 kW.

En materia de chasis, quiere demostrar gran equilibrio entre dinamismo y confort, gracias a tecnologías como el selector de modos de conducción Audi drive select, la dirección en las cuatro ruedas, el control de amortiguación, la suspensión neumática de tres cámaras, la tracción quattro eléctrica y el diferencial autoblocante del eje trasero. Los tamaños de las llantas llegan hasta las 21 pulgadas y los discos de freno, que pueden ser carbocerámicos en opción, tienen un diámetro de hasta 420 milímetros.

Como todos los modelos de Audi, el e-tron GT ofrece una conectividad total. El sistema de infoentretenimiento, los servicios de Audi connect y las tecnologías de asistencia a la conducción son de última generación. Y dado que un vehículo así también debe sonar bien, Audi ha compuesto una experiencia auditiva única para el e-tron GT: el nuevo modelo eléctrico suena potente y futurista, como es característico en Audi.

El Audi e-tron GT tiene las dimensiones de un gran turismo clásico: con una distancia entre ejes de 2,90 metros, mide 4,99 metros de largo, 1,96 metros de ancho y solo 1,41 metros de alto. El maletero principal ofrece un volumen de 405 litros, mientras que en el modelo RS, que incorpora el equipo Bang & Olufsen premium sound system de serie, la capacidad es de 366 litros. Un segundo maletero ubicado bajo el capó delantero ofrece 85 litros adicionales.

El puesto de conducción, inspirado en el concepto “monoposto”, está orientado hacia el conductor. La consola central está ligeramente inclinada hacia la izquierda y el panel de instrumentos tridimensional ofrece un aspecto ligero y estilizado, con una sección superior que describe un arco grande y elegante. La pantalla del Audi virtual cockpit plus ocupa libremente este espacio, mientras que el monitor del sistema MMI touch se integra en una superficie con acabado negro piano que parece flotar sobre la consola. Con el paquete de iluminación ambiente plus, se incluye una insignia “e-tron” retroiluminada en la sección derecha.

Deportividad y sostenibilidad no son una contradicción. De hecho, la combinación de ambos conceptos define la nueva idea de lujo que Audi aplica a la movilidad eléctrica. El e-tron GT lo demuestra con su paquete de diseño sin cuero. Los asientos deportivos plus con 14 posibilidades de ajuste cuentan con un tapizado que combina el cuero artificial con materiales como el denominado Kaskade o la microfibra Dinamica.

El gran turismo totalmente eléctrico de Audi ofrece un gran rendimiento dinámico en ambas versiones: el e-tron GT quattro acelera de cero a 100 km/h en 4,1 segundos, mientras que el RS apenas necesita 3,3 segundos, en ambos casos en modo boost. La velocidad máxima es de 245 km/h en el e-tron GT, y de 250 km/h (limitada electrónicamente) en el RS.

El motor eléctrico delantero en el e-tron GT quattro rinde 238 CV, y el motor trasero genera 435 CV. Ambos mantienen una reserva de potencia disponible para situaciones de conducción extrema, por lo que la suma de sus potencias individuales supera considerablemente la potencia total de sistema, que alcanza los 476 CV. A través del launch control, la potencia total alcanza los 530 CV, disponibles durante 2,5 segundos en modo boost; el par total máximo es de 640 Nm en modo boost. En el RS e-tron GT, el motor eléctrico del eje delantero también rinde 238 CV, mientras que el motor trasero alcanza una potencia de 456 CV. La potencia total de sistema en este caso es de 598 CV, y el par máximo es de 830 Nm. En modo boost, la potencia aumenta de forma momentánea hasta los 646 CV.

El motor eléctrico, la electrónica de potencia y la transmisión forman una unidad compacta en ambos ejes. El motor eléctrico trasero transfiere su empuje a través de una transmisión de dos velocidades. La primera marcha, con una relación corta, permite una impresionante capacidad de aceleración. Si el conductor no hace uso de esta primera marcha, el e-tron GT arranca directamente en segunda velocidad, con una relación larga que mejora la eficiencia.

El e-tron GT quattro y el RS e-tron GT circulan normalmente utilizando la tracción total eléctrica. Únicamente con el modo “efficiency” del sistema Audi drive select activado se da prioridad a la tracción delantera. En caso de que el asfalto tenga poca adherencia, de que se requiera mucha potencia o de que se conduzca de forma muy dinámica, se puede distribuir más par a las ruedas traseras, algo que sucede unas cinco veces más rápido que con un sistema de tracción mecánico.

Cuando el conductor levanta el pie del acelerador, el e-tron GT normalmente activa el modo de marcha por inercia, lo que permite al gran turismo seguir avanzando con elegancia y eficiencia. Por el contrario, si está accionado el modo “dynamic” del Audi drive select, entra en acción el sistema de recuperación de energía. Independientemente del programa seleccionado en el sistema de conducción dinámica, el conductor puede utilizar las levas del volante para elegir entre dos niveles de recuperación de forma manual, o elegir el modo automático en el sistema MMI. En este caso, el asistente predictivo de eficiencia alterna entre el modo de marcha por inercia o la recuperación de energía en función de los datos de la ruta de navegación y de la información recogida por los sensores de a bordo instalados en el vehículo.

Al frenar, los motores eléctricos se encargan por sí solos de la deceleración hasta unos 0,3 g, es decir, en la gran mayoría de las frenadas que se realizan en la conducción diaria. Esto les permite recuperar hasta 265 kW. Los frenos hidráulicos de las ruedas únicamente se activan en frenadas que demandan una fuerte deceleración, y la recuperación permanece activa prácticamente hasta que el vehículo se detiene.

La batería de iones de litio del Audi e-tron GT y del RS e-tron GT está situada entre los ejes, en el punto más bajo del coche. Esto permite bajar el centro de gravedad y una distribución de pesos entre los ejes delantero y trasero muy cercano al valor ideal de 50:50, algo muy apropiado para un coche deportivo.

La batería de alto voltaje tiene una capacidad neta de 85 kWh (capacidad bruta: 93 kWh) en ambos modelos. Está formada por 33 módulos, cada uno de ellos compuesto por doce celdas tipo bolsa, con recubrimiento exterior flexible. El nivel inferior está formado por 30 módulos, y su forma permite crear un amplio hueco en la parte trasera que crea el espacio para los pies de los pasajeros. El nivel superior de la batería contiene otros tres módulos, situados bajo los asientos traseros. Las conexiones, los fusibles y la unidad principal de control se encuentran bajo la consola central. El sistema de alto voltaje con 800 voltios de tensión permite una alta potencia de salida de forma continua y acorta la duración de la carga; además, reduce el peso y el espacio requerido por el cableado.

Tendremos más información en cuanto se acerque su llegada a México