Mercedes-Benz EQB: El eléctrico que confirma la tendencia

Mercedes-Benz EQB: El eléctrico que confirma la tendencia

El nuevo EQB mide  4.684 metros de largo, 1.834 de ancho 1.667 de alto. Este modelo amplía la gama de turismos compactos de Mercedes y está estrechamente emparentada con otros dos modelos, el EQA, y el GLB. De este último adopta la batalla distancia entre ejes de 2.829 metros, además el habitáculo espacioso y variable, además de la tercera fila con dos asientos individuales adicionales.

La altura libre hasta el techo es de 1.035 milímetros en la primera fila de asientos y de 979 milímetros en la segunda fila del modelo de cinco plazas. El espacio para las rodillas en la parte trasera del modelo de cinco plazas alcanza una confortable cota de 87 milímetros. El maletero plano y de gran amplitud, con un volumen de carga de 495 a 1.710 litros o de 465 a 1.620 litros (cifras correspondientes a las variantes de cinco y siete plazas respectivamente. Los asientos de la segunda fila cuentan de serie con respaldos ajustables en inclinación en varios niveles. En combinación con el equipo opcional correspondiente es posible desplazar esta fila de asientos 140 milímetros en dirección longitudinal. De ese modo es posible aumentar en varios pasos la capacidad del maletero, en hasta 190 litros adicionales.

Como equipo opcional (de serie en China), el EQB puede suministrarse con una tercera fila de asientos formada por dos asientos individuales adicionales. En estos asientos pueden viajar cómodamente personas con una estatura máxima de 1,65 metros. El extenso equipamiento de seguridad incluye reposacabezas extensibles, cinturones de seguridad con pretensores de cinturón y limitadores de la fuerza del cinturón en todos los asientos laterales y windowbags que brindan también protección a los ocupantes de la tercera fila de asientos.

El EQB interpreta el lujo avanzado inherente a Mercedes-EQ con trazos contundentes y angulosos. Ostenta la parrilla Black Panel con estrella central característica de los modelos Mercedes-EQ. Otro rasgo de diseño distintivo del mundo de los automóviles eléctricos de Mercedes-EQ son las bandas luminosas delante y detrás. Un conductor de fibra óptica horizontal une las luces diurnas de los dos faros LED y permite identificar al vehículo a primera vista, tanto de noche como de día. Franjas de color azul en los faros refuerzan el porte característico de los modelos Mercedes-EQ.

La parte superior del habitáculo (Greenhouse) está concebida para brindar máxima funcionalidad. En combinación con el parabrisas erguido favorece una gran habitabilidad y confort. Los hombros musculosos y turgentes del vehículo son un rasgo dominante de la vista lateral, que se ve reforzado por el trazo ascendente de la línea de cintura. Las ruedas enrasadas con el exterior de la carrocería confieren al EQB un fuerte carácter y una presencia rotunda sobre el asfalto. Un equipo exclusivo son las llantas de aleación en formato de hasta 20 pulgadas, en diseño bicolor o tricolor, en parte con elementos decorativos de color oro rosa o azul.

Las luces traseras de LED se prolongan sin solución de continuidad en la banda luminosa, que se estrecha hacia los laterales. Este rasgo acentúa la anchura del EQB en la zaga. La ubicación del número de matrícula en el parachoques permite conformar un portón trasero perfectamente modelado. Las barras longitudinales para el techo separadas de la carrocería subrayan la utilidad práctica del nuevo EQB.

El tablero de instrumentos de grandes dimensiones presenta escotaduras en la parte del conductor y del acompañante. Por delante del conductor se encuentra el puesto de conducción widescreen. El manejo y la visualización se basan en el sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience). Diversos elementos tubulares en efecto aluminio realzan el carácter robusto del interior. Se integran como asideros en las puertas, en la consola central y en el lado del acompañante del tablero de instrumentos.

En función de la línea de equipamiento se trata de un innovador elemento de adorno retroiluminado o de elementos decorativos de color oro rosa en los difusores de ventilación, los asientos y la llave del vehículo. Los instrumentos con visualizadores específicos para la propulsión eléctrica asumen este mismo concepto cromático con elementos en color azul y oro rosa.

El EQB presenta un coeficiente de resistencia aerodinámica cx muy favorable, a partir de 0,28. La superficie frontal A asciende a 2,53 m2. Entre las medidas aerodinámicas más importantes cabe destacar el sistema de regulación del aire de refrigeración, con una calandra completamente cerrada en la sección superior, el diseño aerodinámico del faldón delantero y el faldón trasero, los bajos del vehículo especialmente lisos, casi completamente cerrados, llantas aerodinámicas optimizadas y spoilers armonizados con estos componentes delante de las ruedas delanteras y traseras.

Mercedes me Charge facilita a los conductores del EQB el acceso a la mayor red de puntos de carga existente en todo el mundo. En la actualidad incluye ya más de 500.000 puntos de carga con corriente alterna y corriente continua en 31 países. Mercedes me Charge hace posible que los clientes de Mercedes EQ carguen la batería en puntos de carga de distintos proveedores para beneficiarse de un acceso unificado y una función integrada de pago con liquidación sencilla.

El EQB cuenta con sistemas inteligentes de asistencia a la conducción que prestan ayuda cooperativa al conductor. El equipamiento de serie incluye el detector activo de cambio de carril y el asistente de frenado activo. En muchas situaciones críticas, este último puede iniciar un frenado autónomo para evitar una colisión o, al menos, para mitigar su gravedad. El sistema puede reaccionar asimismo y frenar ante vehículos detenidos y peatones que cruzan la calzada al circular a la velocidad habitual en el tráfico urbano. Algunas de las funciones ampliadas del paquete de asistencia a la conducción son, por ejemplo, la función de girar, la función de corredor de emergencia, la función de advertencia al salir del vehículo si se acercan ciclistas u otros vehículos y una advertencia preventiva si se reconocen personas en el entorno de un paso de peatones.

El EQB es un Mercedes genuino, también en el campo de la seguridad pasiva. Tomando como base la robusta estructura bruta del GLB, los ingenieros han adaptado la carrocería del EQB para afrontar las exigencias específicas a un vehículo eléctrico. La batería de alto voltaje está situada en un bastidor formado por perfiles extruidos. Este bastidor asume tareas de estabilidad estructural que, hasta ahora, dependían de los travesaños en el piso. En la parte delantera de la batería se ha colocado un escudo de protección, que evita que el acumulador de energía sufra daños debidos a la intrusión de cuerpos extraños.

La producción del EQB dará comienzo a lo largo del año 2021 en dos emplazamientos de la red mundial de producción de Mercedes-Benz Cars: en la planta húngara de Mercedes-Benz en Kecskemét para el mercado mundial y en la joint-venture germano-china BBAC en Pekín para el mercado chino.

El SUV compacto EQB será el primer vehículo de serie con propulsión íntegramente eléctrica que salga de la planta de Hungría, completando así la gama de modelos híbridos enchufables, formada por el CLA y el CLA Shooting Brake. También se producirá en Kecskemét la Clase A con propulsión híbrida enchufable. Este centro de producción se suma así a la planta de Mercedes-Benz en Rastatt (Alemania), donde se fabrica ya el EQA.